Visto y oído

Antonio / Sempere

Actores

EN su gala anual, la Unión de Actores reparó una de las ausencias más significativas de los pasados premios Goya. Petra Martínez, la protagonista de La soledad, de Jaime Rosales, se alzó con el premio a la mejor interpretación en cine. Aunque la foto de la noche fue la de Javier Bardem, a quien sus compañeros quisieron premiar como reconocimiento a su triunfo hollywoodiense que tuvo a bien compartir con los cómicos, del galardón que más nos alegramos fue del concedido a Petra Martínez. Con la madre sufridora que compuso, desde el naturalismo más asombroso, en la película de Rosales, nos regaló una de las interpretaciones más emocionantes, sutiles y hermosas vistas en el cine reciente. Petra Martínez compareció en directo en La 2 Noticias, dentro de la sección de Carlos del Amor, y sus cálidas palabras fueron de lo más sincero y auténtico visto en esta tele nuestra.

Será difícil que El tiro en la cabeza, la nueva película de Rosales que ha sido rodada en tiempo record mientras tenía lugar el revuelo de los Goya, y en la que narra la trastienda del atentado criminal perpetrado por ETA en la ciudad francesa de Capbretón, nos presente un personaje que se haga tan de querer como el de Petra, un personaje cuya muerte cause una conmoción tan grande como la provocada por la casi insoportable secuencia de su ataque al corazón.

Ahora que el cine español está de fiesta, y de fiesta grande en esa plaza mayor que es el Festival de Málaga, estamos deseosos de encontrar en las pantallas un fogonazo de luz semejante al que nos regaló Petra Martínez. Doblemente premiada por su aportación en la serie Herederos. A veces, parece que lo que no sale por televisión no existe. Pero Petra lleva cuatro décadas curtiéndose en el teatro con su Juan Margallo. Siendo actriz de primera.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios