A contraluz

Joaquín Rodríguez Mateos

Afición

MUCHO se ha escrito acerca de las motivaciones que han acercado a la gente a formar parte de alguna manera en una hermandad, o a salir en su cofradía: la vecindad, la tradición familiar, el gusto estético, la devoción a una imagen... Incluso hasta hace unos años, todos los que de una u otra forma pululaban en torno a la Semana Santa y las cofradías eran clasificados en uno de dos tipos posibles, según el nivel de su implicación en las mismas: cofrades, en general, y capillitas -que, a decir de nuestro flamante pregonero, "a unos suena como el mejor de los panegíricos, y en la que otros encuentran la peor de las ofensas"-.

Pero a mediados de los años 80 vino a incluirse entre estas motivaciones un vocablo, que ha derivado en una actitud que lo ha desbordado todo: la afición. Ésta fue la justificación que pasó a explicar la motivación de los "hermanos-costaleros", tener afición. Lo que, por cierto, empezó también a decirse enseguida de la nueva generación de capataces. El aficionado dejó de ser el que acudía a la Maestranza las tardes de toros, o el que iba a defender sus colores las tardes de fútbol, para ser también quien sentía la pulsión por ponerse el costal y sacar pasos a la calle. Y, a partir de ahí, la Semana Santa entera ha empezado a ser cosa de afición. Como el que tiene un hobby, que para eso es su anglicismo. Se toca el tambor o se chatea en un foro por afición. Antes se era un capillita, y ahora se es muy aficionado a las cofradías. Lo malo es que las aficiones generan por lo común apegos y adhesiones desmedidas, de difícil saciedad, que hacen que los límites se desborden fácilmente bajo su empuje, de lo que no creo que haga falta poner ejemplos. Y más en una sociedad de consumo, como la nuestra, y en una ciudad de excesos, como es ésta, lo que debería llevarnos a pensar si a la Semana Santa le sobra afición y empieza a estar un poquito necesitada de sustancia.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios