Tu médico responde

Dr.Leovigildo Ginel

Alergias, un problema de salud cada vez más extendido

Una de cada cuatro personas padece un proceso alérgico y esta proporción ha aumentado en la última década. Según la Seaic, el 20% de la población padece alergia al polen.

LAS alergias son respuestas exageradas de nuestro sistema inmunitario frente a sustancias generalmente inofensivas o normalmente bien toleradas por la mayoría de las personas. En España, una de cada cuatro personas padece un proceso alérgico y esta proporción va aumentando en las últimas décadas. Según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic) el 20% de la población padece alergia al polen. Las enfermedades alérgicas suelen ser procesos crónicos que afectan a la calidad de vida por la aparición de exacerbaciones o brotes que pueden afectar gravemente al estado de salud e incluso poner en peligro la vida como en el caso de la denominada anafilaxia. Se desconoce la causa de este aumento, pero existen varias teorías fundamentadas en el aumento de la contaminación ambiental y de nuestro modo de vida occidental. La hipótesis de la higiene lo explicaría por el "exceso" de protección y limpieza de los niños, el uso de antibióticos y de vacunas que, aunque necesarios para disminuir las enfermedades infecciosas, producirían una falta de "entrenamiento" de nuestro sistema inmune frente a bacterias y parásitos y reaccionando en exceso a pólenes y otras sustancias inocuas.

La predisposición genética es importante para desarrollar alergia. Se tiene por tanto, una predisposición heredada de los padres y la exposición a determinadas sustancias, alérgenos, pueden desencadenar la enfermedad.

Existen muchos tipos de alérgenos, los más frecuentes son los pólenes, los ácaros, los hongos y los epitelios de animales que, al ser inhalados, producen en personas previamente sensibilizadas la reacción alérgica. Se denominan aeroalérgenos. Algunos alimentos como frutos secos, proteínas de la leche, huevo o frutas pueden ocasionarla. La alergia a medicamentos es cada vez más frecuente, especialmente a antibióticos (sobretodo penicilinas), antiinflamatorios, antiepilépticos o anestésicos. Metales como el níquel o el cromo pueden ocasionar alergias cutáneas. El látex, utilizado en la elaboración de guantes, hace tiempo que se identificó como causante de diversos tipos de alergia, especialmente de contacto y un parásito de animales marinos denominado Anisakis, puede ocasionar procesos alérgicos y digestivos en ocasiones de consecuencias graves.

Cuando la alergia afecta a las vías respiratorias puede ocasionar rinitis y asma que son en realidad la expresión de la misma enfermedad en diferentes partes del aparato respiratoria y en muchas ocasiones aparecen simultáneamente. Cuando el alérgeno llega por el aire a los ojos ocasionara la denominada conjuntivitis alérgica. La alergia puede manifestarse a través de la piel dando lugar a las denominadas alergias cutáneas con diversas formas de presentación en función de los alérgenos a los que se exponga el organismo, la edad del paciente y el tipo de exposición. Las más comunes son la dermatitis atópica, la dermatitis alérgica de contacto, urticaria y angioedema.

La anafilaxia constituye la forma más grave de alergia. Es de aparición brusca y puede poner en peligro la vida. Su gravedad está en función del número de órganos afectados, siendo la inflamación de la laringe, el cierre intenso de los bronquios o el colapso de los vasos sanguíneos (shock anafiláctico) las formas más graves y potencialmente mortales de presentación. Picaduras de insectos, especialmente avispas, y determinados alimentos y medicamentos inyectables son las causas más frecuentes de anafilaxia.

La próxima entrega de 'Tu médico responde' se publicará el 14 de mayo y estará dedicada a el Insomnio.

Etiquetas

,

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios