El parqué

Pablo Cumella

Apagón semestral

EL Íbex cerró ayer en los 12.042,6 enteros tras ceder un 0,36%, y dio la puntilla a un mes de junio para olvidar y al peor semestre de la historia para el selectivo, que ha caído un 20,66% entre enero y junio.

El 2 de enero, el principal indicador del mercado español cotizaba ligeramente por encima de los 15.000 puntos. Seis meses después, se sostiene a duras penas en los 12.000. En ese intervalo, los problemas de liquidez de los mercados, desatados por la crisis de las hipotecas subprime, el reconocimiento de graves problemas en algunas de las grandes entidades financieras, la galopante desaceleración de la economía mundial, y la escalada del petróleo, que ya ha superado los 143 dólares, han lastrado los mercados de renta variable.

Ítem más; los mercados y consumidores se preparan para la más que posible subida de los tipos de interés en la Eurozona ante el descontrol de la inflación, que alcanzó en junio el 4%.

En el semestre, sólo cuatro valores del selectivo español han conseguido registrar subidas: Grifols (31,6%), Técnicas Reunidas (21,63) Mapfre (1%) y Repsol, el único grande entre los elegidos, con un avance del 2,67%. Por el contrario, entre enero y junio, el Santander ha perdido un 21,1%; BBVA, un 27,39%; Telefónica, un 24% e Iberdrola, un 18,17%. Peor han ido las cosas a Telecinco, con una caída que ronda el 50% en el semestre, Iberia o BME, con recortes del 49%.

El Íbex fue ayer el peor entre sus pares europeas que cerraron con signo mixto: subidas del 1,74% para el FTSE 100 y del 0,85% para el CAC y un leve recorte del 0,06% para el DAX de Fráncfort. No obstante, en el semestre el panorama es igual de sombrío para todos. El mercado londinense ha perdido en elsemestre un 13% hasta junio, mientras que las plazas de París y Fráncfort han cedido un 21% y un 20,4%, respectivamente enlso seis primeros meses del año.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios