Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Aragonés salió por su propio pie

Se temía que el seleccionador se metiese en un nuevo jardín, algo fatal con la Eurocopa ya tan cercana

CAMINO de Santiago aparte, Luis Aragonés estuvo templada en lo que se temía trampa saducea en la pequeña pantalla. El Tengo una pregunta para usted lo resolvió el seleccionador con mucho temple y muy buena mano, con más temple y tranquilidad de lo que se preveía. Me precio de conocer bien a Luis y me temía que en cualquier encrucijada surgiese la chispa. Es más la vi venir cuando le preguntaron si gente de más nivel como Benítez o Del Bosque lo harían mejor. Ahí, ante la impertinencia del juicio de valor, Luis tiró de diplomacia y salió de la cara de la pregunta andando y hasta gustándose.

Solventó sin crisparse el tema más reiterativo que se ha dado en el fútbol español desde que éste existe, el de Raúl. Aparentó dejar todas las puertas del regreso abiertas, pero sólo fue en apariencia, no se encocoró por la reiteración y hasta se mostró amable y prolijo en las explicaciones. Me gustó la forma en que el seleccionador fue sorteando aristas y también me gustó que siga sintiéndose joven para entrenar... diez años después de que, harto de estar harto, anunciase su retirada de los banquillos. Pero todo lo cura el tiempo, que no hay mejor vacuna para cualquier mal que esos tacos de almanaque que van cayendo de forma inexorable, sin remedio posible.

Había inquietud por una nueva tormenta en torno al seleccionador, pero el seleccionador desapareció de la pantalla mucho más relajado de lo que estaba cuando llegó. Otro desorden mediático cuando la Eurocopa se acerca hubiese sido fatal para el futuro de nuestra selección. También hay que decir que, salvo alguna preguntita, el guión de los preguntadores fue de lo más comedido y tedioso. Mejor así, bastante mejor para nuestro fútbol, para la selección y para el seleccionador ante su último gran evento. Sólo hay que reiterar que ojalá haga el Camino de Santiago con Pepita, su mujer. Temíamos un temporal, pero Luis salió mejor de lo que entró, mucho mejor.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios