PASA LA VIDA

Aznalcóllar, los mineros y las urnas

ES difícil explicarle a un observador foráneo cómo son vertientes coherentes de una misma realidad la pertinaz acampada de protesta por parte de ex mineros de Boliden (junto al Parlamento, en el Teatro Duque, dentro de la Catedral) y el voto en Aznalcóllar en las elecciones europeas. El PSOE obtuvo el 75% de las papeletas, el PP el 15%, IU el 6% y el siguiente partido es UPyD con el 0,45%. Es la abrumadora tónica habitual en un pueblo que es noticia desde hace años por un conflicto laboral que hace mucho ruido pero que en modo alguno representa los verdaderos y soterrados dramas de la población sevillana sin opción a un puesto de trabajo.

El desastre del vertido tóxico en la vega del Guadiamar también incluyó en el zafarrancho auspiciado por la Junta la ubicación en Aznalcóllar de empresas dispuestas a secundar el interés gubernamental (siempre al albur de subvenciones) de apaciguar los ánimos en la comarca tras irse al garete la mayor actividad industrial. El propio Gobierno andaluz dio empleo a muchos mineros en labores de limpieza y gestión de la corta a través de la empresa pública Egmasa. Cuando se acabó el fin que justificaba esos contratos, un sector de la antigua plantilla de Boliden, once años después del vertido tóxico, se ha convertido en profesional de la protesta porque exige al Gobierno andaluz que les dé un empleo en su tierra chica hasta la edad de jubilación. Un abuso injustificable. Bien cerca tienen para acreditar su experiencia la explotación minera de Cobre Las Cruces, la mayor inversión en la provincia. Es más cómodo protestar porque se han dado cuenta de que se han convertido en un símbolo. Decenas de miles de sevillanos que están en el paro no han logrado ese estatus, ni con ellos se reúne el Gobierno ni por ellos intercede la oposición.

Si en Aznalcóllar se percibiera que la Junta crucifica a sus familiares y paisanos, como Fuenteovejuna todos a una utilizarían el secreto del voto en las urnas para castigar al PSOE. Pero no es así. Saben todo el dinero que se ha reorientado hacia allí. Y por eso quieren más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios