La ventana

Luis Carlos Peris

Bajando por los caminos y las veredas del Aljarafe

ALGUNOS son tan fundamentalistas y llevan su rancia sevillanía a términos tales que se desplazan al Aljarafe esta tarde a motor para, ya de madrugada, hacer el camino a pie hasta las plantas de la Virgen de los Reyes. Es una tradición de las auténticas la de que haya gente del Aljarafe que baje de pura infantería a la procesión de la Patrona de la Archidiócesis. Esta noche se verá a familias enteras que vienen de Olivares, Albaida, Salteras, Valencina o Castilleja de Guzmán como en peregrinación. Bueno, de hecho es una peregrinación, suave pero peregrinación, que lo mismo se ven por Caño Ronco que por la calle Real de Castilleja de la Cuesta, por la Cuesta del Caracol o por la pendiente que une Tomares con el Manchón. Peregrinaciones plenas de autenticidad, que ahí no hay fotógrafos sino fe y apego a una de esas tradiciones con la verdad que aporta el tiempo y que no es una de ayer de mañana.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios