El parqué

Pablo Cumella

Banca buena, banca mala

EL Íbex 35 cerró la sesión de ayer con una subida del 0,31% gracias al repunte de BBVA (+0,71%) y Banco Santander (+0,61%), que situaron al selectivo madrileño en la cota de los 10.376,5 puntos, en una jornada marcada por la estabilización de la prima de riesgo, aunque continúa en niveles máximos.

Las mayores subidas correspondieron a Sacyr Vallehermoso (+4,42%), IAG (+2,22%), Telecinco y Abengoa (+1,47%) y Técnicas Reunidas (+1,24%). En el lado negativo se colocaron Bankinter (-1,1%), Banco Popular (-0,96%), Grifols (-0,88%), Indra (-0,57%), Banco Sabadell (-0,44%), Repsol YPF (-0,31%) y Telefónica (-0,06%).

Las dos primeras horas de cotización se caracterizaron por una gran inestabilidad ante las dudas que aún pesan sobre el mercado de deuda. Sin embago, el leve descenso registrado en el diferencial del bono español frente al alemán, que cotiza en torno a los 225 puntos básicos, tranquilizó a los inversores, que apostaron de nuevo por las compras.

El Íbex logró mantener el tono positivo casi toda la sesión, aunque moderó su subida minutos antes del cierre. El índice llegó a marcar un nivel máximo de 10.420 enteros tras la apertura alcista de Wall Street, que cotizaba en positivo por el repunte del 7,2% registrado en la construcción de nuevas viviendas en marzo. Sin embargo, no pudo mantener este nivel, que terminó por segundo día consecutivo por debajo de los 10.400 puntos.

La calma llegó a todos los mercados europeos, ya que París se anotó un avance del 0,7%, seguido de Lisboa (+0,53%), Londres (+0,46%) y Fráncfort (+0,18%).

En el mercado de divisas, el euro gana posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,4321 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios