calle rioja

francisco Correal

Bécquer 'corrigió' a Machado

Fin de fiesta. Vicente Lleó, Carlos Colón y Javier Escalera analizan las fiestas populares de Sevilla en la quinta y última sesión del ciclo sobre regeneracionismo del foro al-Ándalus

CON bibliografía de Blanco White y Gustavo Adolfo Bécquer, Carlos Colón se detuvo en el error machadiano, "de don Antonio", de alentar una percepción errónea de las fiestas. Se puede ser devoto de Frascuelo y de María y también de Eric Hobsbawn, el teórico de las tradiciones inventadas.

El Foro al-Ándalus cerró con un fin de fiesta el ciclo sobre el regeneracionismo. Una ciudad que se reinventa al punto de que Vicente Lleó, catedrático de Historia del Arte, es autor del libro Nova Roma y el propio Carlos Colón, que pregonó la Semana Santa de 1996, dará el pregón de los armaos.

Por la Centuria se llega a Juan Manuel Rodríguez Ojeda, que en palabras del antropólogo Isidoro Moreno es en el diseño de la Semana Santa "lo que Aníbal González en la arquitectura". La antropología estaba bien representada. Javier Escalera, teórico de la fiesta y la antifiesta, insistió en la paradójica función de la fiesta como reproductor del orden social -análisis marxista- y válvula de escape en tiempos difíciles. "Sin un sustento social, la fiesta se muere".

Antonio Machado dio alas a los que consideraban las fiestas como "un residuo antiguo, un freno al progreso", según Carlos Colón, consejero editorial de Diario de Sevilla, fiestas que "debían ser abolidas para dar paso al desarrollo y la modernidad". Tesis que olvida una premisa fundamental: "El enorme éxito de los toros, de la Feria, del Rocío se debe a que son tradiciones inventadas, muy modernas, amigas del ferrocarril, del barco de vapor, del turismo naciente, de la prensa y del cine".

Doce años después de su creación en 1846 por Ybarra y Bonaplata, la Feria de Sevilla era para los cronistas "un fracaso económico y un éxito social". ¿No se repite esa paradoja en estas Navidades 2012 tan luminosas y sombrías? "La crisis es el estado natural de la sociedad humana", dice Escalera.

La heterogeneidad de los ponentes certificaba el sentido del foro tal como lo presentó Enrique Osborne. "No es un oráculo de la verdad ni mucho menos un grupo de presión". Modernidad y tradición se funden en la personalidad del duque de Montpensier, personaje en el que se extendió Lleó. Lo situó con las emperatrices Sissí y Eugenia de Montijo en la Feria, con la espada de San Fernando en el día de San Clemente, financiando la ermita de Valme por recomendación de su admirada Cecilia Böhl de Faber, ubicando en el palacio de Villamanrique de la Condesa la primera central eléctrica de Andalucía y una afición a la romería del Rocío que aún mantienen sus descendientes. Un duque millonario, contable, emprendedor y muy cofrade, que llenó de Vírgenes pintadas por Cabral Bejarano el palacio de San Telmo.

La reconstrucción de Nueva Orleans fue posible gracias al Carnaval. El ejemplo lo puso Javier Escalera para recalcar el papel de la fiesta como agente de autoestima colectiva y transformación social. Tacha de "raquítico" el calendario de fiestas de Sevilla, subsumidas en "la macrocefalia de las dos grandes fiestas".

Fellini o lo fingido verdadero. El libro de Colón sobre el cineasta tiene epítetos que jalonan la Sevilla reinventada que en definición "cruel y acertada" captó Ortega y Gasset. Carlos Colón trazó un corpus cronológico con Turina y Aníbal González, Font de Anta y Chaves Nogales, Romero Murube y Bacarisas, Talavera y Castillo Lastrucci, Juan Miguel Sánchez y Espiau, nombres de las tres primeras décadas del siglo XX para desfacer el entuerto de "esa falsa oposición de tradición y progreso, para ganancia de especuladores que confunden lo viejo con lo antiguo".

A Bécquer le gustaba más la Semana Santa de Toledo, pero desde un Madrid de "nieve con hollín" hace de deshollinador para recrear la ciudad de las noches tranquilas y siestas de fuego, ecos de cánticos de muchachas "que cosen detrás de las celosías". Devotas de Frascuelo y de María.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios