Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El Betis tiene la llave para el drama del descenso

METIDOS en la vorágine de la Champions más apasionante que se recuerda no podemos hacer abstracción de cómo se han puesto los sótanos de la Liga tras el triunfo del Celta. Ese gol de Mario Bermejo cuando el árbitro miraba de reojo su crono ha puesto el furgón de cola hasta los topes. A seis jornadas del final son también seis los equipos que andan asomados al pretil ése al que nadie quiere asomarse.

Y en este panorama destaca la involución sufrida por el Zaragoza de Manolo Jiménez, que tras una primera manga sensacional lleva nada menos que quince partidos sin saber a qué sabe ganar. Complicado lo tienen los maños y complicación aumentada por el suertudo gol de Mario Bermejo que levantó el choque para los gallegos. Es lo del Zaragoza justamente lo contrario a lo que vive el Dépor de la mano de un Fernando Vázquez que ha recuperado merecidamente su estatus.

Ha sido un cruce de trenes lo de Zaragoza y Deportivo, mientras que el Celta, a pesar del gol de Mario Bermejo, también lleva una trayectoria descendente que ni a imaginar cuando aquella noche copera tan mal lo pasó el Madrid en Balaídos. Pero aquello era en invierno y ahora se vive una primavera amarga, muy amarga, para Granada, Mallorca, Zaragoza y Celta. Osasuna y Dépor lo miran todo con pavor, pero si hay un favorito a la salvación son los de Vázquez.

La Liga siempre nos reserva cuotas de interés que a veces provienen de lugares insospechados. En este campeonato, a falta del interés por saber quién va a llevarse el título, la mayor cuota interesante viene de los sótanos de la tabla. Y como hay que pararse en cuestiones domésticas, no conviene olvidar que el Betis, en su carrera por no desandar lo brillantemente andado, ha de jugar con cuatro de los seis aspirantes a la mano del batacazo y hacer de juez para ese juicio final.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios