La ciudad y los días

Carlos Colón

Bien por la Milá

ESCRIBÍA aquí el pasado viernes, a propósito de las inhumanas palabras de un miembro del jurado de OT sobre el dolor y el luto de una concursante, un comentario negativo sobre Tele 5 y otras cadenas que, como Cuatro y La Sexta, barnizan de progresistas las más neoliberales y reaccionarias estrategias de captación de audiencia. Dado que en la medianoche del jueves Tele 5 emitió un valiente y valioso programa dedicado al terrorismo en el País Vasco, y sin desdecirme de mi opinión sobre el tono medio de la programación de estas cadenas, creo de justicia aplaudir que, aunque sea en la medianoche, a veces también den cabida al verdadero -o al menos al que tengo por verdadero- periodismo televisivo (como hace Cuatro, en mejor horario, con el Callejeros que otras veces he comentado aquí).

Se trataba de una nueva entrega del programa de Mercedes Milá Diario de… en el que la periodista entrevistaba a víctimas de ETA humilladas por los asesinos de sus familiares, un concejal de quien un etarra se hizo amigo para informar de sus movimientos y facilitar su asesinato, un teniente de alcalde que lleva diez años escoltado "y sólo así puede seguir viviendo en su pueblo", un funcionario de prisiones que sabe que cualquier día le pueden asesinar, un empresario que se niega a pagar el chantaje llamado impuesto revolucionario y se deja entrevistar sin ocultarse para dar testimonio e invitar a que no se pague o un asesino que proclama como, en vez de rechazo, suscita simpatía. Para realizarlo, dice la página web del programa, "un equipo de Diario de… ha seguido durante cinco meses la vida de diferentes personas que son objetivo de ETA... Ciudadanos vascos y comprometidos con su pueblo que viven bajo una amenaza permanente de muerte… Mercedes Milá ha viajado al País Vasco para comprobar que mientras miles de vascos son perseguidos, amenazados y asesinados por defender unas ideas, otros, viven a sus anchas y son tratados como ídolos por haber pertenecido a ETA".

Entre los testimonios más escalofriantes se cuentan el del asesino de Ramón Baglietto -"Yo estoy con un montón de señoras mayores que saben que soy de ETA, que le he matado…, y vamos están locas por darme un beso"- y el de la viuda de su víctima, Pilar Elías. "Los ex presidiarios de ETA -concluye Mercedes Milá- son miembros respetados en sus pueblos. En Llodio reporteros de Diario de… localizan a Jesús Mari Gómez, condenado a 14 años por intentar asesinar a dos guardias civiles. Ahora sirve los chatos de vino en un bar del centro del pueblo". Valiente programa, que debía volver a emitirse en mejor horario.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios