Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

'Braining'

DESPUÉS del estreno cundieron los comentarios de rechazo a Mueve tu mente, el brain training televisado que sobrelleva con más pena que gloria La 1. Su funcionamiento es más simple que el escudo del Granada 74: propuestas de pasatiempos para que resuelva al unísono una cuadrilla heterodoxa, que con sus comentarios a lo Furor intenta mantener con vidilla el programa. Algo así ya hizo José Luis Coll hace 20 años. Lo más aparatoso es la ambientación, con unos decorados demasiado barrocos para un concurso tan sencillo y que debería durar media hora. La pareja de presentadores intenta agradar sin intentar ser graciosos, gracias a Dios. Si Mueve tu mente no toma audiencia, no es achacable a sus rostros, Raquel Martínez y Christian Serrano. Hace más o menos un año Antonio Garrido lo intentó en Cuatro con Gente de mente y no fue obstáculo para que se tomara revancha con Identity. Tal vez el principal problema de Mueve tu mente es que se trata de un espacio que hay que verlo en compañía, lo que no es habitual en estos tiempos. Cuantos más espectadores compartan la pantalla, más posibilidades hay de divertirse y hallar el lado brillante a la sucesión de acertijos visuales. Sale más a cuenta tirar de la consola que ver a solas Mueve tu mente.

A esas horas del lunes tan químicas de profesores neuróticos y forenses desconfiados, Cuatro ofrece Tienes talento, que en esta pasada entrega emitía la primera gala celebrada en La Rinconada. El jurado, para distanciarse de sus homólogos del plagiador Tú sí que vales, se muestra encorsetado. Con tanto empeño en dar dignidad a su misión a veces se pasan en antipáticos, sobre todo con algunas exclusiones discutibles. Por allí apareció un perro listo, muchas flamencas y algunos cantantes despistados. Está la cosa difícil para encontrar un talento con mayúsculas y avivar el espectáculo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios