China da aire a los inversores

EL Íbex 35 se disparó un 3,21% al cierre de la sesión de ayer, lo que llevó al selectivo a situarse por encima de la cota psicológica de los 8.800 enteros (8.820,7) y a registrar su mayor subida desde el 11 de marzo gracias al impulso de ArcelorMittal y de la banca. El rebote de los precios del petróleo así como los buenos datos macroeconómicos de la balanza comercial conocidos la pasada madrugada en China animaron los mercados.

También tuvo un efecto contagio la buena evolución de la banca italiana, optimista tras concretarse los detalles de su banco malo, lo que ha llevado a las bancos españoles a vivir importantes subidas.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo se colocó en 134,3 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,472%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,1280 dólares.

ArcelorMittal se erigió como el mejor valor de la sesión, al impulsarse un 9,97%, seguido de Sabadell (+9,47%) y Mapfre (+8,36%). OHL, que avanzó un 7,92%, y Santander (+7,58%) completaron los cinco primeros puestos del ranking de subidas. La otra cara de la moneda la mostraron Grifols, que se dejó un 1,15%, Enagás (-0,20%) y Acciona (-0,1%).

El positivo se extendió entre los blue chips, que protagonizaron subidas que oscilaron entre el 7,5% de Santander y el 0,66% de Endesa. Repsol repuntó un 6,4% animado por la subida del crudo, BBVA un 6,1%, Telefónica un 1,54%, Iberdrola un 0,93% e Inditex un 0,85%.

De este modo, el Íbex compartió tendencia con las principales plazas del Viejo Continente, que subieron por encima del 1,5%: Londres ganó un 1,93%, Fráncfort un 2,71%, París un 3,32% y Milán un 4,13%.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios