La ventana

Luis Carlos Peris

Choca un lancero con alabarda

MAGNÍFICO rito el de rememorar las negaciones de San Pedro a golpe de clarín desde el campanario de la Giganta, cuestión que se le debe a Rogelio Trifón, pero viene al caso corregirle al maestro armero sobre la impedimenta de los alabarderos. No sé qué será más fácil, si comprar lanzas o uniformes de alabarderos. Y es que estos que se dicen alabarderos de la Banda del Sol llevan, efectivamente, alabardas, pero van vestidos de lanceros desde el casco llorón a la raya del pantalón. Lanceros como vestían los del Regimiento Sagunto, la Caballería de Sevilla, y choca muchísimo ver a un lancero con alabarda o a un alabardero vestido de lancero, que para el caso es lo mismo. Creo que una tradición debe ir acompañada siempre de un acentuado sentido de la rigurosidad, por lo que estaremos atentos a la próxima edición y si tienen vocación de alabardero, vístanse de alabardero.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios