El parqué

Pablo Cumella

Continúa el pesimismo

LA bolsa echó a andar ayer a la baja, en una sesión lastrada por las malas referencias del sector inmobiliario e indiferente a las medidas reactivadoras anunciadas el domingo por el vicepresidente económico, Pedro Solbes. Las negativas noticias procedentes de Wall Street no hicieron más que agudizar ese descenso, de modo que el Ibex 35 y el Índice General acabaron con sendos retrocesos del 0,89% (hasta los 13.160,3 puntos) y el 0,82% (con 1.422,2 enteros).

La misma tónica siguieron el resto de las grandes plazas del Viejo Continente, con caídas del 1,08% para el FTSE 100 de Londres, del 0,73% para el DAX de Fráncfort y del 0,66%.

De vuelta al parqué español, el sector inmobiliario volvió a ponerse en el punto de mira, con la suspensión en el continuo de las acciones de Aisa, tras comunicar a la CNMV que no ha recibido solicitud alguna de concurso de acreedores por parte de ningún juzgado, aunque admite que debe 1,3 millones a la aseguradora Asefa.

Entre los grandes valores, destacó el descenso de Telefónica en un 0,81%, pero también los del Santander y el BBVA, cuyos títulos cayeron un 1,09% y un 0,71%, respectivamente. Repsol YPF, por su parte, terminó con una bajada del 0,13%, mientras que Iberdrola , muy activa ante las noticias que la alejan de una posible opa de EDF, cedió un 0,43%. No obstante, las firmas más castigadas fueron BME (-4,43%) e Inditex (-2,78%).

En el lado de las ganancias, los valores mejor parados del Ibex fueron el Banco Popular e Indra, con un alza del 0,46%, a los que siguió Sacyr Vallehermoso (0,28%).

En el mercado de divisas, el euro volvió a subir y se situó en 1,5869 dólares. En el del petróleo, el barril continuó con su escalada alcista y el Brent cotizó por encima de los 109 dólares, con una revalorización superior al punto porcentual.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios