desde mi córner

Luis Carlos Peris

Cornellá, otra vez como bálsamo

Como hace una semana aparece el campo del Espanyol como ungüento milagrero para cauterizar las heridas

NUEVAMENTE Cornellá como bálsamo para la cauterización de unas heridas más profundas que aquéllas de la otra vez. Hace poco más de una semana ya usó el Sevilla de tan milagrero ungüento con el que dulcificar las heridas recibidas junto al aprendiz de río en los Madriles. Aquello funcionó a la perfección y la tropa de Míchel dejó de tocarse la ropa a la espera de refrendar en casa ante un Valladolid que no despertaba demasiados recelos. Pero en fútbol todo recelo es poco y el Sevilla fue a caerse en lo más llano aun con la legítima excusa de echar demasiado de menos a los numerosos ausentes.

Ahora, otra vez Cornellá y con una programación muy favorable al Sevilla, pues si el recinto periquito es habitualmente frío, en diciembre una noche de viernes puede convertirlo en una nevera que debe favorecer los intereses del que llega de visita con ánimo de meter la mano en la lata y salir corriendo para el camino de vuelta. Esta noche, además, recupera potencial Míchel aunque se quede sin Medel, el hombre que saca las uñas en las labores de resta. Ocurre que eso de la proliferación de ausencias del chileno es algo con lo que hay que contar porque viene en el guión que presenta la andadura del andino, demasiado propensa a sacar los pies del plato.

Ocurre también que las circunstancias han cambiado respecto al rival. Aquella noche copera vivía el Espanyol un tiempo de transición con Longhi en el banquillo y hoy será Javier Aguirre su ocupante. De cuando Osasuna son célebres los rifirrafes entre el equipo del mexicano y el Sevilla, pero da la impresión de que dicho personaje ya no tiene las pilas de la vehemencia tan cargadas. Quiero decir que, a pesar de las variaciones, Cornellá debe ser otra vez ese bálsamo que el Sevilla anda buscando para que las heridas no rompan en hemorragia de pronóstico preocupante. Lo del Valladolid fue muy inquietante, pero un bálsamo a tiempo siempre es bien recibido.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios