Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Cuestión de arte

ES curioso que, de todas las acepciones que tiene la palabra "arte", ninguna recoge totalmente el espíritu con el que revestimos dicho término en Andalucía. Ése mismo encerrado en expresiones como "¡Qué arte tienes!" o "Lo estoy pasando de arte" y que, gracias a una iniciativa de la diseñadora Ángeles Verano, cuenta con un premio en su honor.

El galardón -cosa lógica, llamado "Flamenca con arte"-, se instituyó hace cinco años y, durante este tiempo, ha ido a parar a manos de mujeres como Mariló Montero, Ana Rosa Quintana, Lolita y, la última edición, Paloma San Basilio. Paradojas de la vida, una navarrica, la primera, y tres madrileñas. "El arte es una manera de sentir muy relacionada con lo que transmites", me explica la promotora del asunto que, por fin, reconocerá a una andaluza, "olés" mediante, el próximo martes dos de abril en el Hotel Alfonso XIII de Sevilla.

Y atención porque no les hablo precisamente de una "hembra" -si me permiten la expresión porque su racial protagonista me lo provoca- cualquiera, ya que se trata de la espectacular modelo Eva González que, sin dudarlo un minuto siquiera, ha cuadrado en su abultada agenda la asistencia al mediático evento. La novia de Iker Casillas ha logrado convertirse, por méritos propios, en una de las ex Miss España que más provecho han sacado a su título sin olvidar por ello sus raíces de Mairena del Alcor que, cada vez que tiene oportunidad, ella recuerda.

Sabedora de su nombramiento desde hace quince días, a Eva -que, me parece, tiene una espinita por no haber desfilado este año en el Simof- no le importa tener que estar rodando hasta la noche anterior la serie de televisión donde ha sido fichada para, por la mañana, tomar el AVE rumbo a la ciudad de la Giralda y, enfundada aquí en los dos trajes que ya se le han preparado, hacerle sombra a la universal torre. "Uno es de aros grandes formando lunares pintados a mano y el otro en tonos marrones y aguamarina", me confirma Ángeles ilusionada por el soplo de aire fresco que supone una homenajeada que, igualita que Lola Flores, aunque ni baile, ni cante, es para no perdérsela. Cuestión de arte.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios