Las dos orillas

José Joaquín León

Cuidado con los primos

SE ha levantado la veda del primo enchufado, una especie peligrosa por su tendencia a depredar las arcas públicas. Juan Ignacio Zoido está buscando a todos los primos del PSOE y de IU por Sevilla. Si alguien conoce a un primo enchufado, por favor que se lo diga a Zoido, que él hace maravillas con estos familiares. De momento, no se ofrecen recompensas por descubrirlos, aunque si aparece un primo de Torrijos, sería razonable ante un hallazgo de tanta manguitud, digo magnitud.

Después de hacerse público el caso de Félix Alfredo Sánchez, primo del alcalde Alfredo Sánchez Monteseirín, contratado por Emasesa, en el PP están entusiasmados. A por ellos, y a por ellas, que todavía no ha aparecido ninguna prima, ni siquiera a terceros. Y eso que van por los primos segundos, como se ha visto con David Domínguez Silva, que lo es del concejal de IU Lolo Silva, según su apellido materno indica, y cuya empresa ha sido contratada y ha cobrado lo suyo, después de percibirlo él en el Instituto Municipal de Deportes.

Una característica común de los primos enchufados es que no lo sabían y no contestaban. El alcalde Monteseirín dijo que a su primo -de nombre parecido al suyo, por la parte de los Alfredos y los Sánchez- probablemente no lo hubiera reconocido si se lo encuentra en la calle. Estos primos están muy cambiados, creciditos, y no se ven ni en las bodas. El primo segundo de Silva, ante el escándalo promovido por el implacable buscador Zoido, se dedicó a reconstruir su árbol genealógico, con ayuda de su señora madre. IU hizo público el resultado de esta laboriosa investigación: "La madre de David Domínguez (Silva) es hija de un hermano del abuelo del delegado. Medido en grado de separación, se trata de un parentesco de sexto grado". La pena es que después se ha sabido que el del sexto grado iba lanzando caramelos, como (primo) segundo de a bordo del señor Lolo, en la carroza del Gran Visir de la Cabalgata de los Reyes Magos.

Todo esto ha pasado por culpa de Mariano Rajoy, como casi todo lo malo que ocurre en España, según sus enemigos. Los primos vivían muy tranquilos, hasta que Mariano citó a su eminente catedrático familiar como autoridad contra el calentamiento, y después se descubrió que un hermano del anterior, asimismo primo de Mariano, estaba presuntamente implicado en el secuestro de Rafael Ávila, empresario de Sanlúcar de Barrameda. ¿Los del PSOE e IU no tenían primos? El PP va a por sus castas todas.

Pero no hay que ser tan malpensados, Zoido. Los ayuntamientos están haciendo mucho bien para reunir a las familias distantes, primos perdidos se reencuentran, y contribuyen al auge de la empresa familiar como pilar básico de nuestra economía.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios