En muchos puntos de la ciudad el déficit de bancos para descansar un rato, sobre todo los turistas que se cansan de andar y de guardar colas, es notable. Por esta carencia, tienen que utilizar como asiento improvisado estas bellas jardineras, donde se toman un respiro en el caminar.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios