Visto y oído

Antonio / Sempere

Desaprender

Se quejaba una espectadora en el nuevo programa de la defensora 'RTVE responde' que la serie 'Pelotas' fuese recomendada para mayores de siete años cuando sus contenidos eran soeces y machistas. Salió a contestarle el director de ficción de la casa, David Martínez, que explicó, por si no había quedado suficientemente claro, que la ficción estaba concebida como comedia social y que su protagonista, Flo, machista, homófobo y todos los istas y fobos que se le quieran añadir, quedaba anulado permanentemente por el resto de personajes, y que su comportamiento era puesto en cuestión en cada una de las secuencias.

En el último episodio que vi escuché un diálogo inocente que, sin embargo, todavía permanece en mi memoria: "A veces es muy fácil juzgar a los demás". Lo comentaban dos personajes en la barra del bar del club. Y decían mucha verdad. A veces es muy fácil juzgar a los demás. Y lo digo sin comillas. Lo afirmo.

En la primera entrega de la nueva temporada de 'Redes' Eduard Punset hacía una declaración de principios de esas que deberíamos pasar a limpio para tener muy a mano. "Hay que desaprender", aconsejaba. Desaprender. Creo que mucho más costoso que aprender. Desaprender, lo dijo Punset con una sonrisa en los labios, como si nada. Ahí queda eso.

En los rincones de la televisión, al menos de la televisión que no embrutece, siempre hay resquicio para la sorpresa, y motivos para la reflexión. Cuando menos te lo esperas, todavía hay quien te golpea con su palabra, con su actitud. Lo logró Angélica Liddell, autora, actriz, mujer de teatro, en 'La mandrágora', usando cuchillas en su último espectáculo. Cuchillas contra su cuerpo. Cuchillas contra sus brazos. "Otros emplean la sastrería de Cornejo para sus montajes. Yo prefiero la sangre".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios