La ventana

Luis Carlos Peris

Dicen que la distancia es el olvido, pero no

DESPUÉS de un viernes con los cárdenos imperando sobre los bajos cielos asturianos, el sábado amanece rutilante contemplando un Sella contorneándose perezoso en su último meandro. Esta ventana se ha abierto de par en par a la inmensidad del Cantábrico, se posa la mirada en esa conchita que es la playa de Santa Marina y cruzando el puente, la vida de una mañana de sábado en este rincón de la España verde. Y ni siquiera aquí nos libramos de las trascendentales consecuencias que ha tenido para este país el reencuentro de Isabel Pantoja con su hijo del alma en el escenario más inesperado, en ese frente que un día fue de guerra y que terminó como terminan ahí las cosas, con la lágrima a punto y la hipocresía en perfecto estado de revista. Y también hasta aquí me llega la nueva nueva de que, como no podía ser de otra manera, en Fiestas Mayores no hay pufos y que Rosamar triunfa de nuevo, una vez más.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios