La ciudad y los días

carlos / colón

Dime con quién andas

UN libro ayuda a votar, podría decirse medio en broma y medio en serio remedando aquella campaña de Un libro ayuda a triunfar. Hombre, un libro, la verdad, poco puede hacer. Aun en el caso de que sean muchos, y a ellos se sumen artículos de periódicos y revistas, todo depende la calidad de lo que (y cómo) se lea. Les recomiendo vivamente, entre las muchísimas posibles lecturas que ayudan a votar sin dejarse engañar -lo que no significa votar a este o al otro, sino hacerlo sabiendo lo que se vota- un artículo publicado el pasado domingo y un libro terminado y editado en Londres este mismo año y recién editado en su traducción al español. Pan calentito, recién horneado.

El artículo se llama Veamos a quién admiras, es de Javier Marías y se publicó en El País el pasado domingo. Su propuesta es transparente: "Ante un partido como Podemos, dado al travestismo, el embarullamiento y la adulación del elector, dominado por una figura tan demagógica y taimada como Pablo Iglesias, sólo ayuda fijarse en quiénes son sus amigos y benefactores, y a quiénes admira, para intuir a qué atenerse y qué se puede esperar de él". A continuación Marías cita al "golpista militar Chávez y su caricatura Maduro, a quienes varios de sus líderes aconsejaron y sirvieron con apasionamiento y remuneración", Tsipras, Varufakis, Putin, Bildu, Otegi ("al que abrazan y juzgan un hombre de paz, como si nada hubiera tenido que ver con ETA") y Anguita, "uno de los políticos más injustificadamente presuntuosos y perdonavidas de nuestra democracia, y cuyo mayor logro (la famosa "pinza" de los noventa) fue aupar a Aznar al poder; y a Aznar, su compañero de conspiración, lo sufrimos ocho años". Añadiendo que "no está de más recordar que, declarándose Podemos un partido feminista, sus dirigentes no tuvieron el menor reparo en trabajar para -y cobrar de- un canal de televisión financiado por Irán, donde las mujeres están sojuzgadas en todos los ámbitos. La impresión se confirma: lo que sea para conseguir poder". Tras la tragedia de Orlando cabe recordar el trato que también reciben allí los homosexuales.

Leer a los inteligentes no sectarios ayuda a votar. No como una medicina milagrosa, porque todo depende de cómo y a quien se lea. Las termitas devoran libros, y hasta bibliotecas enteras, sin enterarse de nada; y la historia abunda en grandes lectores y escritores que también fueron hijos de mala madre totalitarios (mañana J. Barnes nos dirá algo sobre ellos).

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios