Los perros no tienen acceso a ciertos establecimientos públicos tales como tiendas. En este caso, es un centro de estética el que no permite la entrada a los chuchos y mientras sus dueños se embellecen ellos duermen a la sombrita en la puerta.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios