Crónica personal

Pilar Cernuda

Electoralismo a tope

ES norma común, se da en todas las ocasiones, no se salva nadie de caer en el electoralismo puro y duro. Se reinauguran edificios oficiales o se inauguran a medio hacer, se lanzan a bombo y platillo ofertas programáticas que se sabe que no se pueden cumplir, se reparte dinero a manos llenas y se dice al que está delante exactamente lo que quiere oír. Es, ha sido, y así será por los siglos de los siglos.

Caso aparte es utilizar la Justicia en la campaña electoral. Reabrir el desgraciado accidente del Yak cuando en tres ocasiones el juez lo había archivado por no encontrar indicios de delito en las decisiones tomadas esos días por el ex ministro Federico Trillo y su equipo, con toda seguridad tiene como objetivo demonizar al candidato Trillo y al PP; como también es electoralismo recordar una frase anticatalana supuestamente pronunciada por Manuel Pizarro cuando era presidente de Endesa y que, sin embargo, nunca salió de su boca.

Pero lo peor es mover voluntades en el mundo de la fiscalía y la judicatura para proceder a la suspensión de actividades de ANV y el PCTV a cinco semanas de las elecciones. Y que no nos vengan desde Moncloa con que hay que apostar por la independencia de la justicia, porque el gobierno ha hecho cuanto estaba en su mano para poner en entredicho esa independencia. Y muchos de los jueces y fiscales que se han resistido, han sido desplazados del cargo que ocupaban.

Ejemplos de la intencionalidad política de algunas decisiones judiciales las hemos visto con el trato dado a De Juana Chaos o a Otegi, nada que ver el antes del anuncio del fin de la tregua con el después al anuncio del fin de la tregua. Y lo estamos viendo con el trato dado a ANV. Durante la tregua se permitió que se presentaran a las elecciones autonómicas y municipales, eligiendo además dónde sí y dónde no. Y ahora en cambio se pone toda la carne en el asador para borrarlos del mapa de las generales. Por cierto, la misma carne con la que se contaba antes del anuncio del fin de tregua, los informes de la Policía y Guardia Civil de entonces dicen más o menos lo mismo que los informes que ahora han remitido al juez Garzón. Pero a Zapatero le interesaba ahora presentarse como el adalid de quien pelea contra ETA contra viento y marea.

Una ANV que se sienta en las instituciones vascas y navarras, no hay que olvidarlo, porque a ETA le interesaba que estuvieran ahí. Y una reflexión: si la legalización de ANV estuvo en las conversaciones con ETA, ¿qué más pruebas hay de que ANV estaba vinculada a ETA? Que no nos venga Bermejo con la historia de que ahora existen pruebas que antes no existían. Lo menos que se puede pedir a un Gobierno es que no nos tome por tontos. Más sincero fue Conde Pumpido, que dijo públicamente que la justicia debía tener en cuenta las circunstancias políticas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios