La avenida de la Constitución, ese gran espacio convertido en peatonal, es un sitio difícil para encontrar una sombra donde refugiarse en horas de mucho calor , así que los que tienen necesidad de hacer algún tipo de espera deben recurrir a la protección de los naranjos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios