La ventana

Luis Carlos Peris

De una Feria sin albero en los zapatos

EXISTE otra Feria que poco tiene que ver con la de Los Remedios. Es una Feria sin albero en los zapatos, feria más urbanita y que se mueve alrededor de la corrida de toros que se oficia por la tarde en el primer templo a Tauro. Es una Feria que amanece bien temprano, que el taurino siempre fue madrugador por excelencia. Y esa celebración se argumenta bajo un trajín en el que tiene especial predicamento saber prontito que dio de sí el sorteo de los toros que se han de lidiar. La Feria de mediodía se caracteriza por la ausencia casi total de taurinos, que un día me confesaba el gran Paco Camino que él, tan sevillano, jamás había pisado el real, ni el del Prado ni, por supuesto, el actual. Y también hace tiempo que llegué a la conclusión de que el rebujito y la corrida están contraindicados. Es una Feria distinta, pero también Feria y sin albero en los zapatos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios