Fitch no llega a tiempo

EL Íbex 35 concluyó la sesión de la jornada semifestiva de ayer con una caída del 0,7%, lo que impidió al selectivo madrileño conservar la cota de los 9.990 puntos desde la que partía al comenzar el día, hasta cerrar en los 9.838,3 puntos básicos. El cierre de la Bolsa de Madrid coincidía con el anuncio por parte de Fitch de la mejora en la perspectiva otorgada al rating BBB de España, que pasa a ser "estable" desde "negativa", lo que contribuyó a aliviar la situación del bono español a diez años, cuya rentabilidad caía al cierre nuevamente por debajo del 4%, con un diferencial frente al bund de 230 puntos.

Entre los valores que componen el selectivo madrileño, destacaron las subidas de IAG (+1,76%), Sacyr (+1,03), Banco Sabadell (+0,74%) y CaixaBank (+0,42%). Por el contrario, Indra protagonizó el descenso más significativo con una caída del 7,11% al cierre después de los resultados publicados este jueves. Asimismo, otros valores que concluyeron la sesión en negativo fueron Abertis (-1,93%), Amadeus (-1,88%), Grifols (-1,51%), Mediaset (-1,33%) e Inditex (-1,24%).

Entre los representantes del sector bancario en el selectivo madrileño, Santander y BBVA cedieron al cierre un 0,84% y un 0,63%, respectivamente, mientras que Bankinter subió un 0,24%, y el Popular, un 0,05%. En el resto de plazas europeas, Londres era la única que se mantenía en verde al cierre del parqué madrileño, con una subida del 0,05%. En cambio, París caía un 0,62% y Fráncfort se dejaba un 0,29%.

En el mercado de divisas, el euro perdía posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión de este viernes el cambio entre las dos monedas se situaba en 1,3482 unidades.

Desde XTB, el analista Javier Urones señaló que el Íbex puede conquistar los 10.000 puntos si el Banco Central Europeo decide bajar los tipos de interés la próxima semana.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios