Desde mi córner

Luis Carlos Peris

En el adiós a Gol Sur, el deseo de un tiempo mejor

ÚLTIMO día de junio y fecha importante para la crónica íntima de un club de fútbol. Se inicia hoy la demolición de las piedras más antiguas del Villamarín. No del Stadium de la Exposición, que sus últimas piedras fueron abatidas cuando la remodelación para el Mundial. Se tira el Gol Sur, ese reducto donde vivían fieles y subversivos en una rara mezcla para la animación y el conflicto, para la entrega incondicional y la metedura de pata.

Curiosamente, en ese estadio tan parcheado lo último que quedará piedra sobre piedra es la tribuna que peor estado presenta. Ni se sabe para cuánto tiempo se fía la vida de esa preferencia tan desvencijada. Más curioso resulta aún que sea el espacio en que más cara resulta la localidad el que en peor estado se encuentra. Pero, bueno, este hecho pertenece al rico capítulo de daños colaterales provenientes de la construcción de cierto platillo volante que se quedó a la mitad.

Platillo volante inacabado que iba a llevar una cubierta construida ex profeso en la NASA. Y es que hay que ver el cúmulo de promesas incumplidas en la historia más reciente del Betis, por siempre y para siempre Real Betis Balompié. Ni se sabe para cuándo se acabará, si se acaba, con ese despropósito y, como menos da una piedra, congratulémonos de que, al menos, el Villamarín recobre la simetría perdida a principios de este siglo y que no sea esa apoteosis del parcheo que ahora es.

De nuevo, el diplodocus en la vida del Betis para que el viejo Stadium de la Exposición que fue derribado a plazos vaya tomando una imagen menos incomprensible. Y habrá que tocarse la ropa, ya que la última aparición del diplodocus que dio lugar a la faraónica fiesta de enero de 2000, con presencia incluida del cardenal Amigo y del presidente Chaves, coincidió con el principio de la peor pesadilla de cuantas vivió el bético. Adiós a Gol Sur y ojalá un futuro menos convulso.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios