Visto y Oído

Antonio / Sempere

Los Golfos

POCO se ha hablado de la retransmisión en paralelo de los Goyas Golfos que a lo largo de las mismas cuatro horas que La 1 ofrecieron, en riguroso directo, desde la página web de RTVE. Los incombustibles Paco Tomás y Agustín Alonso y la siempre eficaz Paula Aller sirvieron como anfitriones perfectos a una oferta realmente alternativa en donde quedó demostrado, con creces, cómo la televisión pública también cuenta en sus filas con gente que está a la última, muy liberada de prejuicios y corsés, y con la mente más rápida que imaginarse pueda. Entre bastidores de todo este montaje estaba César Vallejo, a quien conocíamos desde los tiempos de Miradas 2, y dando la cara nos encontramos con Miguel Campos, que agarró a todos y cada uno de los premiados en cuanto salían del escenario para recoger sus impresiones.

Resulta muy significativo, y por eso lo queremos resaltar lo valioso de que sin salirnos de la santa casa de Prado del Rey (o de alguna de sus sucursales, sea en Torrespaña o en los Estudios Buñuel) sea posible encontrarnos a un equipo que no desmerecería ni un ápice en el programa más gamberro de La Sexta y adláteres. Incluso nos alegramos muchísimo al divisar entre bastidores de estos Goya alternativos a Fran Llorente, moviendo hilos para que todo lo relativo a este laboratorio de vanguardia saliera a la perfección.

Mientras hay quien acusa y hasta acosa a todo lo que tenga relación con la televisión y la radio públicas, asociándolo a la caspa y a lo trasnochado, el equipo de los Goyas Golfos demostró con apabullante contundencia su puesta al día, su libertad absoluta. ¿Acaso existe algo más libre que el Wisteria Lane en el que actúa como maestro de ceremonias Paco Tomás en Radio 3?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios