PASA LA VIDA

Historia de una esquela que pone Becerril, repite Monteseirín y otros manipulan

QUÉ pena. La memoria de lo que significan en Sevilla Alberto Jiménez Becerril y Ascensión García Ortiz, en un crimen que iba dirigido contra todos nosotros, no puede ser capitalizada por los ultramontanos y por los que siembran discordia incluso con este tema para favorecer o perjudicar coyunturas partidistas. Ayer, una persona en la Catedral y otra en la calle Don Remondo intentaron armar el taco para hostigar al alcalde Monteseirín, igual que le hacían en la transición a Suárez o a Gutiérrez Mellado. Los hijos de Alberto y Ascen no se merecen eso. Don Remondo es de todos y cuando habla allí el alcalde de turno lo hace en nombre de todos.

En un funeral y en el lugar del crimen sólo cabe una postura seria: la unidad de los demócratas contra el terrorismo. Insultar al alcalde en ese momento, y que su esposa pierda los nervios cuando le atacan, es lo que más puede agradar a los seguidores de ETA.

Lo más triste del caso es que se ha montado una polvareda a partir de la ignorancia. Desde 2000 la Fundación Jiménez Becerril ha copiado la esquela del primer aniversario. Nadie va a criticar de mala fe a Soledad Becerril, a la que intentó asesinar ETA, porque bajo su mandato se puso en la esquela "fallecieron en nuestra ciudad, víctimas de atentado, el viernes 30 de enero de 1998". En el primer año de Diario de Sevilla, el 29 de enero de 2000 se publicaron en las páginas 9 y 13 sendas esquelas para animar a la ciudadanía a acudir al funeral y a la ofrenda floral en Don Remondo. Las dos esquelas enviadas a nuestra redacción eran exactamente iguales en los textos, hasta en la tipografía importada, salvo en que en una convocaba la Corporación Municipal (ya era alcalde Monteseirín), y en otra el Partido Popular de Andalucía.

Primer mandamiento en el primer día posterior al décimo aniversario: Ni en el periodismo ni en la política vale todo con tal de alcanzar notoriedad. Segundo mandamiento: Confiesen que se han equivocado. Tercer mandamiento: Subsanen el próximo año el lapsus de la esquela sin darle el mayor protagonismo al anuncio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios