Visto y oído

Francisco / Andrés / Gallardo

Histrión

EL Follonero se frotaba de gustito apretando la tuerca de la provocación a Jiménez Losantos. Efe frente a Efe. Tal para cual. Dos histriónicos, cada uno en su parcela. Uno en la comedia y otro entre el melodrama... y la ciencia ficción. Federico, que se siente tan listo y perspicaz, picó en el anzuelo de seguirle la conversación al de Salvados. Cualquier pregunta añadida llevaba un creciente cebo de trampa, pero sarna con protagonismo no pica, aunque te asalte el mismísimo enemigo. El Follo hace un programa con muy poca vergüenza y mucho ingenio.

Después del país surrealista que garabatea Jordi Évole, la cadena futbolera (y ya de Lobato, surgido en Minuto y resultado, como un holograma de la CNN), emite el realista Vidas anónimas, programa inspirado por la creadora de Callejeros, Carolina Cubillo. En este formato el reportero desaparece por completo y son los protagonistas los que van entretejiendo sus vivencias. En esta pasada entrega aparecía un policía local de Cádiz, Benito, agente del flamenco barrio de Santa María, rincón que recorría con el histrionismo complaciente de sus vecinos. En Andalucía siempre nos andamos quejando de los tópicos que llevamos de joroba, pero aparece una cámara de televisión y parece que nos gusta jalear la pandereta y sentirnos los más graciosos. Hasta al poli le dio por marcarse una bulerías con su uniforme: lo que intentaba ser un retrato real se convierte en un cuadro de salita de estar, un óleo de miradas de reojo, que sólo sirve para dar argumentos al enemigo. La Sexta rescataba este domingo la entrega de hace un año, en la que otra pareja de policía locales, los Hermanos Bizcocho, componen sevillanas de éxito. Por ahí se creerán que nos llevamos todo el día de serenata. ¿O sí?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios