LA huelga convocada por Lipasam a partir del 15 de noviembre puede terminar sacando a la luz pública la numerosa relación de prestaciones sociales del colectivo de trabajadores, que quieren plantarse ante la "amenaza de externalización de servicios". De aquí al día del inicio del paro puede pasar de todo, porque el gobierno no está dispuesto a ceder al "chantaje" (según expresión del propio alcalde) y tiene claro que la ciudadanía desaprobaría la convocatoria si conoce al detalle los sueldos y beneficios de los trabajadores. A ver si al final, el polémico gerente, Francisco José Juan, sale hasta reforzado...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios