Desde mi córner

Luis Carlos Peris

Huelva está obligada a salvar al Decano

GALOPA el tiempo de forma inexorable y el 30 de junio se observa con temor en la querida Huelva. Ese último día del mes de junio en que se le da carpetazo a la temporada se antoja fundamental en la vida del Decano de nuestro fútbol. Supervivencia o muerte según se hayan movido los hilos en estas tres semanas, ya que los deberes no se han hecho con anterioridad en una deriva que arrancó en otro 30 de junio, el de 1992.

Es cuestión a resolver por Huelva, por sus fuerzas vivas, por la Huelva oficial y por la real, esa que anda moviéndose a fin de conseguir que su queridísimo Recre sobreviva. Y es que si existe alguna institución huelvana que sirva para sacar a la ciudad del marasmo, cuando el reloj del fin de semana parece que no anda, es su equipo de fútbol. Dicen que la deuda no es asumible por los que verdaderamente se aterrorizan ante la posibilidad de muerte, pero debe haber soluciones.

No puede desaparecer una entidad de la solera del Recre porque es un bien nada intangible y de indudable interés general. Es fundamental el Decano en el ADN de nuestro fútbol y pienso que hasta la mismísima Federación Española debería tomar cartas en el asunto. Ya sé que la Federación no está para ir lanzando salvavidas, pero es que el Recre no es uno más. O, al menos, nunca debería ser considerado como uno más, que los galones de la historia deben pesar y mucho.

Pero lo primero es lo primero y ha de ser Huelva la que dé ejemplo con el esfuerzo de impedir que el maldito parné se lleve al Recre por delante. Salvar al Decano debe ser una misión de obligado cumplimiento a la orilla de las Tres Carabelas, ya que ello conlleva una inversión de indudable rentabilidad. Pero es que no es sólo evitar la desaparición del club, sino que, a renglón seguido, se ha de actuar adecuadamente para que vuelva a vivir en la División de Plata.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios