Los ciriales

José / Joaquín / Gómez

Idéntico trato

NO es que yo tenga nada en contra de las cuadrillas de hermanos costaleros, todo lo contrario, jamás olvidaré que formé parte de la primera que en 1973 sacó al Cristo de la Buena Muerte, y nunca dejaré de reconocer la extraordinaria aportación que han supuesto a la celebración de nuestra Semana Santa; pero me da la impresión de que en los últimos años algunas gozan de demasiado protagonismo.

¿Os habéis parado a pensar, queridos lectores, si los sufridos nazarenos de los que hablábamos en la pasada semana gozaran de idénticos privilegios que los hermanos costaleros?

Pensad por un momento que el tercer tramo de Cristo hace su relevo en Sierpes esquina al Labradores, conforme al cuadrante que porta el diputado de tramo, y vuelve a entrar a la altura de la Punta del Diamante en la Avenida; porque así le da tiempo de descansar y tomar el bocadillo que le ha preparado la mayordomía. Seguid imaginando si representaría algún problema el no estar al día en el pago de las cuotas o no abonar su papeleta de sitio. Y si no es hermano no pasa nada, se mira para otro lado, porque esto de cuadrillas de hermanos costaleros cada vez es más como una denominación de origen. Y a todo esto vengan costaleros saliendo por delante del paso, arrollando prepotentemente a acólitos y cuerpo de nazarenos, porque es evidente que no pueden ver con el costal tapándole los ojos; y mientras tanto besos y abrazos a diestro y siniestro al tiempo que lucen los modelos vistos en la "Pasarela Sierpes: todo sobre la moda costalera". (Atención, dicha pasarela se celebró en la sede del Consejo; ahí es nada).

Ya sé que esto es una hipérbole, pero no anda muy lejos de la realidad.

Al hermano costalero hay que exigirle lo mismo que al hermano nazareno, y la diferencia entre uno y otro está en que, como decíamos la pasada semana, es el nazareno y no el costalero es el verdadero artífice, la auténtica esencia y alma de nuestra Semana Santa. Repito.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios