El parqué

Pablo Cumella

Incertidumbre helena

EL Íbex cerró la sesión ayer plano (-0,05%), con lo que continúa en la cota de los 9.946,2 puntos, en una jornada marcada por el repunte de la prima de riesgo, que marcó un nuevo máximo al superar los 260 puntos básicos. El Íbex se situó en terreno negativo durante toda la sesión, pero logró moderar el descenso hasta el mínimo tras la apertura alcista de Wall Street.

Los mayores descensos correspondieron a Sacyr Vallehermoso (-3,5%), BME (-2,3%) y ArcelorMittal (-0,98%). Por su parte, Repsol YPF cedió un 0,57%, seguido del Santander (-0,35%), Telefónica (-0,25%), BBVA (-0,13%) y Bankinter (-0,02%). En el lado positivo se situaron Abengoa (+3,10%), FCC (+1,82%), IAG (+1,55%), Banco Sabadell (+1,5%), Inditex (+1,33%), Criteria (+1,18%) y Popular (+0,03%).

En Europa, los principales indicadores cerraron en positivo, a excepción de Lisboa, que cedió un 0,15%, mientras que Fráncfort subió un 0,22%, por delante de Londres, un 0,13% y de París, con un avance del 0,07%.

La incertumbre sobre el posible nuevo plan de rescate a Grecia disparó el diferencial de deuda en este país y en el resto de los periféricos, aunque España logró moderar el repunte de su deuda y su prima de riesgo consiguió descender por debajo de los 260 puntos. La prima de riesgo de Grecia seguía en los 1.441 puntos y la de Italia en los 188 enteros. Por su parte, el diferencial de la deuda portuguesa llegó hasta los 789 puntos e Irlanda aumentó hasta los 856. Los analistas resaltaron que la incertidumbre continuará hasta el próximo lunes, cuando el Ecofin podría adoptar alguna decisión sobre este nuevo rescate.

En el mercado de divisas, el euro ganó posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,4374 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios