la ciudad y los días

Carlos Colón

Intolerable

EN este curioso país nuestro el Consejo General del Poder Judicial se apresura a salir al paso de las críticas suscitadas por la sentencia del caso Marta del Castillo, afirmando que "la discrepancia y la crítica no pueden servir de cobertura para valoraciones peyorativas que atentan contra la honorabilidad del tribunal". Y sin embargo, nada dice de las tremendas e irresponsables declaraciones de Llamazares, Cayo Lara o Carme Chacón sobre el juicio contra Garzón. Llamazares lo ha tachado de "esperpento nacional", añadiendo que "no hay ninguna prueba, ningún indicio ni ningún argumento para linchar a un juez como Garzón". Cayo Lara ha dicho que es "la mayor injusticia judicial del siglo XXI". Y Carme Chacón ha manifestado que "algo falla cuando se juzga a un juez por investigar un caso de corrupción".

No se trata de una sentencia, sino de un juicio en curso. No se trata de cualquier juzgado, sino del Tribunal Supremo. Pese a ello, para estos irresponsables políticos el Supremo se dedica a montar esperpentos, linchar, montar juicios sin indicios ni argumentos, perpetrar la mayor injusticia de lo que llevamos de siglo y juzgar a un juez por investigar un caso de corrupción. ¿Caben acusaciones más graves en bocas obligadas a mayor responsabilidad? No. Y sin embargo el CGPJ calla. ¿Cuáles son las varas de medir la honorabilidad de los tribunales?

La portavoz del CGPJ acudió al programa Espejo público para "intentar explicar la visión de la autoridad judicial ante los ataques contra el poder judicial lanzados desde que se hiciera pública la sentencia del caso Marta del Castillo". Pero los periodistas presentes, que son muy traviesos, le preguntaron también por las declaraciones de Carme Chacón sobre el juicio contra Garzón. Tras mucho resistirse la portavoz dijo: "Siempre he pedido a quienes están en las esferas altas, cuyas palabras son muy escuchadas, que sean respetuosos con las valoraciones de los juicios… Un tribunal imparcial con todas las garantías juzga a Garzón y resolverá… Cualquier otra valoración ni la comparto ni me parece adecuada".

Tibias palabras si se comparan con la nota del CGPJ referida al caso Marta del Castillo y con las barbaridades proferidas, entre otros muchos, por Llamazares, Cayo Lara o Carme Chacón. Siendo el de la última el caso más grave por sus aspiraciones a liderar el PSOE y ser una alternativa de Gobierno. Los de IU cuentan menos porque nunca pisarán La Moncloa. Pero que Carme Chacón afirme que se juzga a Garzón por investigar un caso de corrupción debería ser causa suficiente para que dimitiera de todos sus cargos y renunciara a todas sus aspiraciones.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios