Breviario

Alejandro V. Garcia

Javier ante los obispos

LA coherencia consiste en aplicar a las ideas un orden para que, juntas, constituyan un todo sin contradicciones. Se puede ser coherente en la razón o en el desvarío. Los obispos, al oponerse con fruición al experimento de selección genética que ha permitido el nacimiento en Sevilla de un niño capacitado para sanar a su hermano, gravemente enfermo y sin otra esperanza de curación que el tratamiento por esta vía, han sido plenamente coherentes. Basta con examinar sus opiniones sobre terapia genética o aborto para comprobar la perfecta cohesión de los postulados. La "eliminación de embriones", sea cual sea el fin, es una especie de catarsis siniestra, o incluso un tipo de caza menor, en los macizos criterios de la jerarquía eclesiástica. ¡Siempre! ¡Y sin contemplaciones!

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios