La ventana

Luis Carlos Peris

Jugando al toro en piso sagrado

DABA gloria ver el ruedo de la Maestranza lleno de gente jugando al toro. Daba gloria ver cómo chavales que no levantaban dos palmos del suelo ponían cara de torero para pegarle muletazos de ensueño al aire de Sevilla. Daba gloria entrar en la comprobación de que la Fiesta no puede morir por mucho antitaurino que surja y mucho politicastro que la ataque por lo que simboliza en nuestras vidas de españoles convencidos. Fue en una tarde en que los altos cielos de Sevilla hacían de montera para la ilusión, que hay que ver cómo se gusta uno echándose por delante al toro imaginado. Al toro soñado y sobre ese sagrado albero en el que la gloria tantas páginas registró, registra y registrará ya se pueden poner como se pongan los enemigos de algo tan nuestro. Daba gloria ver cómo esos niños que ayer jugaban al toro en las plazuelas lo hacían hoy en el gran templo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios