La ventana

Luis Carlos Peris

El Juli debe ser un tío muy ocupado

TORPEZA supina la del Juli con eso de obligar a sus múltiples premiadores a que todos los premios se le entregasen el mismo día. Ni siquiera tuvo la delicadeza de quedarse un ratito en la emotiva despedida del gran Ramón Vila, ni siquiera eso. Aseguran los toreros que ya se han apiñado para la salvaguarda de la Fiesta, pero fallan de manera garrafal en situaciones como la protagonizada por el exitoso torero madrileño. Cuatro fueron los actos que el torero obligó a poner el mismo día para evitarse el duro trago que debe ser venir a Sevilla y con eso le hizo un flaco favor a esa Fiesta tan atacada. De haber espaciado las entregas de esos merecidos galardones, El Juli, con lo que conlleva de publicidad gratuita y formidable para la Fiesta, hubiese salido cuatro días en todos los periódicos. De la forma en que aglutinó los cuatro actos, sólo consiguió salir un solo día y de mala manera, todo muy repartido en el espacio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios