Avisamos cuando se terminaron las obras de la Plaza Nueva de que sólo con el agua del riego se formaban charcos en la solería y, claro está, en cuanto llueve un poco más de lo normal se forman junto a las losas de chinitos pequeños lagos que sólo sirven para que beban las palomas.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios