Cosas que pasan

Ricardo Castillejo / Rcastillejo@grupojoly.com

Ellas son 'La Lola'

En el número 45 de la jerezana calle Sol, un veintiuno de enero de 1923, vino al mundo una de las figuras que más han marcado no sólo a las generaciones que la conocieron sino incluso a gentes que, sin apenas haber podido disfrutar de ella, han sido arrastradas por la fuerza de ese ciclón bautizado como María Dolores Flores Ruiz y consagrado, para la eternidad, como Lola Flores.

Ochenta y cinco años después de aquel acontecimiento, a trescientos metros de la casa donde hoy cuelga una placa conmemorativa en honor al nacimiento de La faraona, otra Lola se está gestando. Una que representa a todas las mujeres españolas; que pretende, más allá del negocio, convertirse en un punto de encuentro; que constituye la ilusión que ha unido el afán de tres amigos: el cantante David de María, el bailaor Antonio El Pipa y el diestro Juan José Padilla. Tres jóvenes de Jerez, cada uno puntero en lo suyo, que, para Octubre, abrirán las puertas de un café-teatro,"folklórico pero vanguardista", según me contaba hace unos días De María, donde estoy convencido que, noche tras noche, van a liar la traca.

Por lo pronto, ahí andan liados con la decoración del establecimiento que, bajo el nombre que tienen previsto darle, LaLolateatro, no puede arrancar con mejores madrinas. "Lolas son nuestras hermanas, nuestras amigas y nuestras novias", me explica David con la pasión de alguien, por cierto, enamorado de una chica llamada Susana.

Supongo que, por la discreción del artista, no conocerán ustedes muchos detalles sobre esta relación pero, con la misma prudencia, les aseguro que la suya es una de esas mágicas historias que merece la pena ser escuchada y en la que, la constancia de ella -corista que era de él-, ha curado las heridas del corazón del intérprete. Vamos que, cuando San Juan de la Cruz afirmaba aquello de "pon amor donde no hay amor y sacarás amor", lo decía por algo.

Motivos por los que brindar, sobran y, el lugar para hacerlo, está casi listo. Queda combinar voluntad, constancia y suerte y recitar las palabras mágicas: "¡Cómo me la maravillaría yo!".

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios