El parqué

Pablo Cumella

Lunes negro

EL Íbex cayó un 2,02% al cierre de la sesión, el mayor descenso desde el 16 de marzo, que le situó en la cota de los 10.344,9 puntos arrastrado por el temor a una nueva crisis de deuda tras dispararse el diferencial del bono español hasta superar los 230 puntos básicos.

Los mayores recortes fueron para Sacyr Vallehermoso (-5,51%), Gamesa (-4,09%), Ferrovial (-3,12%), Acciona (-3,11%) y Mapfre (-3,01%). BBVA cedió un 2,9%, Popular un -2,76%, Bankinter un -2,69%, el Santander un -2,6% y el Sabadell un -1,34. Repsol YPF retrocedió un 2,44% y Telefónica un 1,16%. En el lado positivo sólo se situó Ebro Foods (+0,21%).

El Ibex cotizó en terreno negativo durante toda la sesión, pero pronunció su descenso tras concluir la subasta del Tesoro español a un coste superior y con la demanda por debajo de la anterior subasta.

No obstante, el selectivo logró contener el descenso en el entorno del 1,5% hasta la apertura de Wall Street. El mercado norteamericano abría con descensos después de que S&P revisase a la baja la perspectiva de la nota AAA de la deuda de EEUU, que pasa a ser negativa.

Las bolsas europeas cerraron con caídas superiores al 2% en medio de las noticias sobre la necesidad de que Grecia reestructure su deuda y la caída del euro. París y Lisboa se dejaron un 2,35%, Fráncfort un 2,11% y Londres un 2,10%.

Los expertos subrayan que el mercado teme que Grecia siga teniendo problemas económicos pese al rescate, y que sus dificultades se extiendan de nuevo al resto de los países periféricos, ahora que España ha logrado distanciarse de Portugal.

En el mercado de divisas, el euro cede posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil de ayer el cambio entre las dos monedas quedó fijado en 1,4214 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios