Postdata

Rafael / Padilla

Lunes 27

MAÑANA, lunes 27 de junio, con los votos ya recontados, habrá que empezar a barajar las distintas opciones de gobernabilidad. Si las encuestas aciertan, no será fácil. En el espacio que engloba al centro y a la derecha (ocupado básicamente por el PP y C's) no parece haber demasiado margen para la sorpresa. Es posible que el PP aumente el número de sus diputados. Pero su crecimiento se produciría esencialmente a costa del decrecimiento de C's. En esta zona ideológica, excepto vuelcos indetectados, el tope de escaños se sitúa en torno a los 165.

Algo parecido ocurre en la franja de izquierdas: aquí, vaticinan los augures, la suma de Podemos y PSOE rondará los 170 diputados. Incluso si lograran alcanzar los mágicos 176, subsistiría una dificultad presuntamente insalvable: un PSOE sobrepasado jamás entregaría la presidencia a Iglesias. En ello arriesga su propia supervivencia como partido. La hipótesis, ahora más que dudosa, de que el PSOE conserve su condición de segunda fuerza, presenta menos escollos: la inclinación natural de Sánchez, previa consulta a las bases que neutralice a los barones díscolos, sería la de pactar con Podemos. El célebre sorpasso se convierte así en la incógnita más trascendente que ha de despejarse en esta jornada.

De las alternativas, la gran coalición es la que goza de peor salud: ni Sánchez ni Rivera quieren saber nada de un Rajoy -ni de un PP- que se perpetué en el poder. Tampoco aporta demasiado el entendimiento PSOE-C's: exige la abstención del PP o de Podemos, probablemente primera y segunda fuerza en el hemiciclo.

Puede, claro, convocarse nuevas elecciones. Pero en ese caso, por inútiles y por sordos, deberían dimitir los cuatro.

Y resta una última y maquiavélica bala: dice Sánchez que con sus votos nunca será presidente Iglesias. De que gobierne Podemos no le escuché nada. En España no hace falta ser diputado para ser presidente. ¿Cabría que un independiente, o casi, oficiara el matrimonio de las izquierdas? ¿Acaso ese Zapatero tan alabado en estas fechas por Podemos? Un personaje como Zapatero, u otro similar, al que Podemos considere cercano y al que el PSOE no pueda negar la investidura operaría el milagro de la alianza.

Me guste poco o mucho, se trata de un camino transitable, especialmente si se produce el sorpasso. Igual desvarío. Aunque tanto elogio y tanta alharaca me inclinan a sospechar que semejante cortejo no se agota ni caduca en la tarde de hoy.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios