El parqué

Pablo Cumella

Mazazo de S&P

EL Íbex cerró ayer con una fuerte caída del 2,27% que le situó en los 11.541,2 puntos, cota que no tocaba desde principios de noviembre, después de que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's revisara a la baja la perspectiva de crédito de España, que pasa de estable a negativa.

Los valores más afectados por los descensos fueron principalmente las constructoras y los bancos. Ferrovial se dejó un 4,67%, mientras Sacyr cayó un 4,46%, Banesto (-4,13%), Gamesa (-3,93%), Popular (-3,84%), BBVA (-3,73%), Bankinter (-3,66%), Santander (-3,65%) y Sabadell (-2,88%).

Los analistas creen que la decisión de S&P afectará directamente a la banca al encarecer la financiación y las emisiones de deuda al mercado. No obstante, indicaron que las pérdidas anunciadas por Dubai World, así como la rebaja del rating de Grecia, también pasan factura al sector, que no termina de lograr la confianza de los inversores.

En Europa, los principales indicadores también registraron descensos, pero menos pronunciados. París se dejó un 0,74% y Fráncfort un 0,70%.

Wall Street se salvaba de los descensos al cierre de los mercados europeos, a la espera de que el mercado analice el plan anunciado el martes por el presidente de EEUU, Barack Obama, para reforzar el empleo con la concesión de créditos y la rebaja de impuestos, además de inversión en infraestructuras y medidas medioambientales.

Telefónica se dejó ayer un 1,45%, seguida de Iberdrola (-1,24%) y Repsol YPF (-0,76%). Los únicos valores que subieron en la sesión de ayer fueron Telecinco (+3,49%) y ArcelorMittal (+1,08%).

En el mercado de divisas, el euro mantiene posiciones frente al dólar y al cierre de la sesión bursátil el cambio entre las dos monedas quedaba fijado en 1,4717 unidades.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios