La ventana

Luis Carlos Peris

Medio siglo, toda una vida cupo entre dos derbis

PROTOTIPO de vasco, Eusebio Ríos se enamoró de Sevilla no más llegar. Tenía la nostalgia de las verdes praderas de su país y la combatía con el verde de su Betis del alma, de un Betis que siempre llevó en el corazón desde que apareciese por aquí en el verano del 58, justamente hace medio siglo. Vino y besó el santo a la primera, pues su debut en el Betis fue la tarde en que el equipo iba a vestir camisolín por última vez. Y aquello coincidía con el estreno oficial del Sánchez Pizjuán, lo que iba a derivar a efeméride escrita con letras de oro en el almario de todos los béticos en general y de Eusebio en particular. Hace años se le rompió el corazón en un banquillo cualquiera y antier noche ya no tuvo compostura posible, seguramente herido sentimentalmente por el homenaje de sus vecinos de toda la vida. Anoche sobre el derbi sobrevoló la figura de Eusebio Ríos, un hombre que empezó a amar a Sevilla justamente en un derbi.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios