la ciudad y los días

Carlos Colón

Memorias y amnesias históricas

VALDERAS se ha fajado y ha cargado contra Franco, muerto hace 37 años, y contra el franquismo, extinto hace 35 años. Negará las subvenciones a los ayuntamientos que no retiren los símbolos franquistas. Comparto la idea de retirar los símbolos de la dictadura, salvo que afecten a monumentos representativos de la época. Aunque no el método coactivo. Y espero que, por lo menos, se hagan voladuras controladas de la calle Imagen, los juzgados del Prado o el edificio de la Gavidia, algunas de las muchas infames huellas franquistas (tan infames como las democráticas setas, por otra parte) repartidas por la ciudad. No se hará, me temo.

Respondiendo a una pregunta del grupo socialista sobre el nuevo proyecto de Ley de Memoria Histórica, Valderas explicó que la Junta, en su defensa de los derechos fundamentales de la ciudadanía, no permanecerá "impasible" ante los "crímenes de lesa humanidad cometidos durante la dictadura", empeñándose en el reconocimiento de quienes padecieron persecución o violencia por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa durante la Guerra Civil y la dictadura. Lo que, digo yo, afectará por igual a las víctimas de falangistas, militares golpistas, comunistas o anarquistas. Salvo que se dé crédito a la Causa General y se consideren correctamente juzgados los crímenes de los dos últimos. Atribuyendo así validez a una de las más infames iniciativas franquistas.

El instrumento para castigar a los ayuntamientos será la nueva Dirección General de la Memoria Democrática de la Junta de Andalucía -organismo absolutamente imprescindible en tiempos de crisis y paro- que, de ser rigurosa, poca memoria democrática puede guardar de la actuación del Partido Comunista durante la Guerra Civil. Franco mató más, no porque fuera peor, sino porque ganó la guerra y tuvo más tiempo para ensañarse con los vencidos. Memoria revolucionaria y estalinista, toda la que se quiera. Pero democrática poquita, en lo que al comunismo español de los años de la República y la Guerra Civil se refiere.

Que no se preocupe Valderas. La memoria de Franco está tan extinta como la de Chindasvinto gracias a los estupendos planes de estudio que tan rigurosamente forman a nuestros jóvenes en Historia de España. Si ven una calle 18 de julio no sabrán a qué se refiere y si ven un yugo y unas flechas en un edificio pensarían que se trataba de algo de indios vaqueros, como la estatua de la avenida de Kansas City, si no fuera porque me temo que tampoco conozcan las películas del Oeste. Por eso, aunque es mejor que los quiten, que no se preocupe si no lo hacen: los símbolos indescifrables carecen de efectos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios