BREVIARIO

Alejandro V. García

Mentiras y mansedumbre

RAJOY dijo en campaña que no iba a abaratar el despido; una vez aprobada la reforma laboral un puesto de trabajo fijo de quince o veinte años de antigüedad se puede liquidar con una indemnización equivalente a siete meses. Y un despido improcedente con 33 días por año. Es decir, a precio de saldo. Cualquier empresa, con un ligero maquillaje de insolvencia, puede presentar un ERE y hacer una limpia a razón de 20 días por año. Rajoy prometió en falso que empezaría a crear empleo desde el primer día. Ahora admite que habrá que esperar a 2013. Rajoy mintió en campaña cuando aseguró que no aumentaría los impuestos: incrementó a continuación el IRPF y el IBI. Faltó a la verdad el presidente del Gobierno cuando, como pretexto, aseguró que desconocía las verdaderas cifras del déficit. Las conocía a través de las comunidades autónomas que su partido gobernaba. Tampoco dice Rajoy la verdad cuando pospone hasta el 25 de marzo la aprobación del presupuesto. Lo retrasa para no espantar a la clientela y ganar en Andalucía. Pero siendo increíbles estas argucias, lo más inverosímil de todo es que la izquierda social española, a pesar de su evidente irritación y de los amagos de salir a la calle, y a pesar de haber sufrido por añadidura una dura contrarreforma, permitirá con absoluta mansedumbre que la derecha triunfe también en Andalucía. ¿O no?

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios