PASA LA VIDA

Menudencias económicas

PARA manejarse con tino en la economía, les recomiendo el blog De cigarras y hormigas. Plataforma colectiva de dieciséis economistas, cada uno firmando sus análisis. Uno de ellos es Antonio Villar, catedrático de Fundamentos del Análisis Económico en la Olavide. Su última contribución revela uno de esos pequeños grandes detalles que marcan la diferencia entre una economía al servicio de la sociedad o un modelo económico ladeado en favor de quien maneja la sartén y el mango. Abunda en la sentencia promulgada en Gran Bretaña contra las irregularidades cometidas por la banca en la venta de seguros de protección asociados a los préstamos hipotecarios. Los swap inmobiliarios. Prácticas contra las que también falló en contra el Tribunal Supremo alemán.

¿Y en España? Villar analiza cómo en los años 2007 y 2008 la traca final del boom inmobiliario, la banca y las cajas promovieron la contratación de los swaps inmobiliarios, que supuestamente proporcionaban un seguro de cobertura frente a las fluctuaciones de los tipos de interés de los préstamos hipotecarios. Cuando los clientes quedaron atrapados por las leoninas condiciones, el Banco de España eludió su responsabilidad por permitirlo. Llegó a decir que la culpa era de los ciudadanos, por ignorantes. Frente a esto, no tiene desperdicio esta retahíla del catedrático Villar: "Eran los bancos quienes valoraban las viviendas con sus propios expertos, los que aseguraban estas viviendas con sus propias compañías de seguros, quienes determinaban la capacidad de pago de los particulares, quienes estimulaban el endeudamiento de las familias, los que proponían los contratos ya redactados, quienes recomendaban la contratación de seguros de tipos por sus propios asesores y a partir de sus propias estimaciones sobre la evolución de esos tipos…".

España será de verdad un Estado social y de derecho cuando las instituciones políticas y financieras traten a las personas de igual a igual y no como súbditos a los que tomar el pelo.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios