Tribuna

Manuel Morón Ledro

Nuevos tiempos

LA primera celebración del Día Marítimo Europeo, declarado recientemente por la Comisión, el Parlamento y el Consejo de la Unión Europea, llega en unos momentos en los que el puerto Bahía de Algeciras vive inmerso en una nueva era de su ya centenaria historia, caracterizada por la fuerte competencia y las grandes oportunidades que han aparecido en el área geográfica del Estrecho.

Para dar respuesta a esta nueva situación, la Autoridad Portuaria elaboró hace ya algunos años un Plan Estratégico en el que se planteaba como objetivo principal transformar nuestro puerto, tradicionalmente un puerto hub o puerto de trasbordos, en un verdadero nodo logístico del Estrecho. Esta nueva estrategia portuaria se viene desarrollando desde entonces a través de tres ejes fundamentales: la ampliación de las instalaciones, la diversificación del negocio portuario y la apuesta por el desarrollo logístico.

En relación con la ampliación de las instalaciones, la Autoridad Portuaria viene trabajando desde hace tiempo en tres grandes proyectos: Campamento, Isla Verde Exterior y la ampliación del puerto de Tarifa. Antes de continuar, quisiera resaltar que en el diseño final de cada uno de estos tres grandes proyectos han primado, sobre cualquier otro condicionante, los criterios de sostenibilidad, como lo pone de manifiesto el importante incremento de las inversiones motivado por este condicionante.

El primero de estos proyectos, Campamento, parece consolidarse, cada vez más, como un enclave de características inigualables para la ejecución de proyectos singulares, como fue en su momento el dique de Mónaco o, en la actualidad, el cajón de Exxon Mobil. Este último, ejecutado conjuntamente entre los puertos de Algeciras y Cádiz, ha llegado a ocupar hasta 2.120 personas.

Del proyecto de Isla Verde Exterior se han ejecutado ya las dos primeras fases y está en ejecución la tercera. Una vez que ésta esté finalizada, la capacidad total de contenedores disponible en el puerto de Algeciras superará los 8 millones de TEU, sin tener en cuenta las posibilidades de ampliación a una cuarta y quinta fases contempladas en el proyecto total.

La ampliación del puerto de Tarifa ya fue sometida, hace algunos meses, al trámite de información pública. Una vez que el proyecto obtenga la declaración de impacto ambiental favorable, se podrá planificar la ejecución de las obras. Contando con esta ampliación y con las actuales y futuras instalaciones de Algeciras, la oferta total disponible en nuestro puerto para atender el tráfico de pasajeros y de mercancías del Estrecho ascenderá a 22 atraques.

También se está avanzando con buenos resultados en el objetivo estratégico de la diversificación, tanto en lo referente a las áreas de negocio, como son los proyectos especiales de Campamento o los tráficos de bahía, como en relación con los operadores, como la terminal de contenedores de Hanjin o la de graneles líquidos de Alpetrol, que en un par de años empezarán a dar sus frutos .

El tercer vector del Plan Estratégico, el desarrollo logístico, se apoya, a su vez, en tres proyectos fundamentales: la zona de actividades logísticas (ZAL), el puesto de inspección fronteriza (PIF) y la mejora de las conexiones ferroviarias.

En la ZAL se están construyendo en estos momentos los primeros edificios de la primera fase, situada en El Fresno, y ha comenzado ya también la comercialización y la ejecución de la urbanización de la segunda fase, en Guadarranque. Cuando estén finalizadas las cuatro fases previstas en proyecto se dispondrá en la zona de hasta 300 hectáreas de nuevas áreas logísticas.

El nuevo edificio del PIF, que duplicará la capacidad del actual, comenzó a ejecutarse el pasado año y se espera que esté finalizado hacia finales del presente. Al mismo tiempo, en el transcurso de los últimos años, la Administración General del Estado ha multiplicado por 4 el número de funcionarios e inspectores de las distintas dependencias del PIF y ha ampliado los horarios de inspección en casi un 40 %, para agilizar el paso de las mercancías por el puerto.

Del proyecto de mejora de las conexiones ferroviarias, proyecto esencial para la nueva estrategia logística del puerto, ya se han licitado tres de los cuatro tramos en los que se ha dividido el trazado entre Ronda y Algeciras. Por otro lado, tanto el muelle de Juan Carlos I como el de Isla Verde Interior disponen ya de sendas terminales ferroviarias y pronto dispondrán también de ella las terminales de Hanjin y Alpetrol, en Isla Verde Exterior. El servicio ferroviario que desde primeros de año enlaza cada día el puerto de Algeciras con Barcelona es un buen ejemplo de cómo actuar frente a la creciente competencia que está apareciendo en los tráficos del Estrecho.

Son tiempos nuevos que exigen nuevas estrategias y también nuevas actitudes, tanto por parte de las distintas administraciones como por parte de las empresas y de los propios trabajadores, así como grandes dosis de autoestima por parte de todos.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios