Desde mi córner

Luis Carlos Peris

El O.K. se acerca, pero nada más

Las noticias sobre la continuidad de Chaparro rayan el optimismo más desmesurado, pues resta mucho aún

REPITO que Chaparro está jugando una partida tendente a su renovación como entrenador del Betis en la que le ha tocado el comodín entre las cartas que le han servido. Ha realizado una labor tan extraordinaria en el equipo, ha conseguido que el Betis vuelva a ser respetado en el terreno de juego y se ha ganado la consideración de una hinchada que le consideró uno de los suyos y ya no sólo eso, sino que ve en él las condiciones adecuadas para que el Betis no siga haciendo el ridículo por la competición. Así las cosas, se está desvelando muy alegremente que el trianero va a seguir entrenado al Betis y eso no está tan claro.

Conozco a Chaparro desde que el tranvía pasaba por Triana y no sólo por la Plaza Nueva, hace una barbaridad de tiempo, por lo que no tengo tan claro que todo esté definido para esa buena maniobra que sería la continuidad del trianero en el banquillo local de Heliópolis. Sí están las posturas más cercanas entre entrenador y patrón de la cosa, pero queda mucha tela que cortar, que no sólo de dinero vive el hombre y no es, precisamente, Chaparro un ciudadano que, como el perro, baile por dinero, sólo por dinero. Por dinero sólo sí bailan algunos asalariados del club, pero no, precisamente, el hombre que logró salvar al Betis de la ruina por dos años consecutivos.

Las noticias periodísticas hablan de acuerdo a falta de firma, pero me da que no es sólo la firma lo que falta para validar el contrato entre Chaparro y el club de su alma. Me da que son muchas otras las cuestiones, flecos se dice ahora, por acordar. Cuestiones parecidas a las que impidieron que Marcelino recalase en Heliópolis. Limpia en el vestuario con los adecuados relevos, no baratijas como las adquiridas en los últimos veranos, o inviernos, adecuación de la ciudad deportiva a los tiempos que corren, que la secretaría técnica ponga en pie un proyecto lógico... En fin, cuestiones que aún se interponen entre la cúpula -León dixit- y Francisco Chaparro Jara. O sea...

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios